Psicología

Cuando todo pase

¿Has pensado ya lo que vas a hacer cuando todo pase? Por experiencias y situaciones anteriores, los españoles somos de olvidar las cosas demasiado pronto. Ahora decimos todo lo que queremos hacer cuando esto pase, pero corremos el riesgo como tantas veces anteriores de que se quede solo en palabras, en simples promesas incumplidas. Si realmente quieres llevar a cabo todo lo que ahora tienes en mente, apúntalo, anota lo que vas a hacer cuando todo pase, que pasará, y ponlo en una zona de tu casa donde lo veas diariamente, donde lo tengas muy presente. Escribirlo te compromete, te hace adquirir un compromiso más fuerte que simplemente pensarlo y tenerlo donde lo puedas ver cada día te obligará a recordarlo y a motivarte en cumplir tu palabra. Pero todo esto será cuando esta situación pase, y el simple hecho de saber que pasará, te relaja.

Nada será igual, siempre ocurre con las crisis importantes, pero después de las crisis y de los «desiertos», aparecen oasis y oportunidades que sólo los que están despiertos son capaces de ver.

Después de esto volveremos, a nivel deportivo tendremos muchas ganas de balón, de entrenamientos y de competición. Estoy seguro que al principio estaremos un tiempo con miedo, evitando la cercanía y con temor al contacto, pero por la naturaleza, estilo de vida y forma de ser de los españoles, poco a poco nos iremos acercando, como antes.

Si esta situación nos está enseñando algo, es a valorar más muchas situaciones que antes eran irrelevantes para nosotros, nos está enseñando a poner cada elemento en su respectivo cajón, con sus correspondientes etiquetas y niveles de importancia. Es ahora cuando nos damos cuenta que antes tampoco teníamos tantos «problemas» y tantas cosas «importantes». A partir de ahora, deberíamos de saber catalogar mucho mejor lo que realmente es importante, simplemente para poder disfrutar de cada una de estas cosas, sin mas.

Después de esto, disfrutaremos mucho más cuando estemos juntos, se nos pasará el tiempo mucho más rápido de lo que antes lo hacía, no renunciaremos e incluso disfrutaremos al saludarnos al llegar al entrenamiento y nos daremos la mano antes de irnos, veremos juntos el partido porque TODOS seremos un equipo, cantaremos JUNTOS los goles y animaremos en cada partido, como si SIEMPRE éste fuese el partido más importante, escucharemos música de vuelta a casa y simplemente preguntaremos a nuestros hijos si han disfrutado jugando. Compartiremos más y discutiremos menos, conversaremos más y juzgaremos menos, analizaremos más el camino y valoraremos menos el resultado, porque al final el camino es el que te hace crecer y el que en definitiva echas de menos en momentos como este.

Es curioso que lo que ahora más echamos de menos era lo que más pasaba de inadvertido en nuestra rutina anterior, ojalá no se nos olvide. Cuando todo pase no serás el/la mismo/a, es normal, te habrá dado mucho tiempo a pensar, a reflexionar, a formarte con diferentes cursos online, a escuchar conferencias de expertos en la materia donde has tomado muchos apuntes, has preparado documentos, planificado la pretemporada, pero que no se te olvide por favor lo verdaderamente importante.

Esto nos está ayudando a saber mucho más de las nuevas tecnologías, a saber reunirnos desde nuestro ordenador y a conocer infinidad de programas encargados de conectarnos en la distancia, pero que no se nos olviden todas esas cosas que más estamos echando de menos estos días. Ojalá que cuando esto pase, que pasará, hayamos aprendido algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obliga lasorios están marcados con *